sábado, 30 de octubre de 2010

EL ANDADOR.

Algo que recomiendo a todo el mundo, es que hagan una visita a la residencia de ancianos, descubrir  la complicada tarea que supone para una persona, cuidar, mantener y dar cariño a personas que por muy poco dan mucho. Historias como la de Carmen serán repetidas a lo largo de todas las residencias españolas , viuda sin hijos , problemas de diabetes y movilidad reducida, pero eso de reducido solo es aplicable a las piernas, por que con esa edad no puede ser más coqueta y presumida.     El azar dijo que yo por una mañana fuera su super nani, siempre es gratificante ponerse en  el lugar de personas con dificultades para valorar las pequeñas cosas que te da la vida. Carmen me lo puso muy fácil, es encantadora y tiene un gran sentido del humor, claro esta con sus ratos de ... hay mis piernas¡¡¡ hay que malita estoy¡¡¡ pequeños problemas que con un poco de imaginacion se arreglan. Yo que tengo alma de reportero no pare de preguntarle, bueno de algo teníamos que hablar¡¡. Carmen como te sientes en la residencia? ella;  muy bien,  juego a las cartas, veo la tele y duermo pronto . Carmen comes bien en la residencia? ella; si claro, pero yo cocino mejor¡¡ (como buena ama de casa, como sus comidas ningunas), también le pregunte por el trato con sus compañeros y compañeras de la residencia , y para mi sorpresa, eran los típicos quince añeros de instituto, cosas como - esa es muy presumida¡¡ o - este no para de hablar¡¡ en fin pequeñas rencillas de niños de quince años, yo me quede super tranquilo es mas me alegre por que una muleta, un andador o una silla de ruedas no afecta a la personalidad de nadie sentirse guapo, sentirse con ganas de discutir, de jugar con esa edad es, como diría mi padre un meritazo. Ella se despidió de mi con un GRACIAS como un sol y yo con un hasta luego Carmen ya nos veremos.


A CARMEN POR SU SIMPATÍA.



2 comentarios:

Ceferina dijo...

Los mayores a los que yo llamo gente de primera, son siempre un pozo de saviduría de los que podemos aprender mucho por que son la voz de la experiencia.
Preciosa entrada Tito; cuánta ternura y generosidad desprenden tus palabras. Carmen estará siempre agradecida.
Enhorabuena por lo bien que escribes. Tienes mi admiración y no dudes que volveré.

Un abrazo con beso.

tito dijo...

gracias¡¡¡ muchas graciass fue un dia inolvidable , hay veces que para comprender la situacion de las personas hay que vivirlas en primera persona¡¡¡¡ carmen es encantadora mu graciosa¡¡¡